Artículo

¿Qué dicen tus uñas de ti?

Dermatología 2061 veces leída

Así como la piel revela tantos datos sobre tu estado de salud, algo similar ocurre con las uñas. Estar atentos a los cambios en el color, la forma, la textura y el grosor de las mismas, bien sea en manos o pies, es fundamental para prevenir o detectar a tiempo cualquier alteración o, simplemente, para identificar lo que ocurre con el proceso de evolución natural del cuerpo.

Señala la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos que, entre las causas que pueden alterar la apariencia de las uñas se cuentan lesiones, infecciones, algunas enfermedades, intoxicaciones y el abuso de ciertos medicamentos. Por esa razón es aconsejable acudir al médico en caso de que presentes dolor o descamación en las uñas, aparezca una veta oscura sin razón aparente, las uñas se tornen azuladas, de color blanco o luzcan pálidas, también si aparecen líneas blancas, las uñas se deforman o se tuercen y si hay hoyuelos.

Entre las medidas que cada persona puede tomar para proteger sus uñas, los especialistas aconsejan no mordérselas, mantener la cutícula recortada, conservar las uñas cortas, usar cremas suavizantes después de lavar las manos y de bañarse, contar con sus propias herramientas para el cuidado de las uñas y no compartirlas con nadie, además de usar zapatos que no aprieten los dedos. Incluso, el uso de la vitamina biotina en altas dosis y el esmalte para uñas transparente que contiene proteína puede ayudar a fortalecer las uñas. 

Atentos a las causas

Si bien el envejecimiento normal afecta el crecimiento y desarrollo de las uñas, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos enumera, detalladamente, algunas de las razones por las que las uñas pueden desarrollar cambios significativos en su apariencia. Así las cosas, la invitación es a estar muy pendiente de estas causas y revisar con frecuencia cómo lucen tus uñas.

1. La exposición prolongada a la humedad o al esmalte para uñas puede hacer que las uñas se pelen o descascaren y se vuelvan frágiles.

2. Los hongos o cándidas, las verrugas virales y ciertas infecciones bacterianas producen cambios en el color, la textura y la forma de las uñas.

3. Las enfermedades del hígado, de los riñones y las que afectan la cantidad de oxígeno en la sangre también pueden reflejarse en la apariencia de las uñas.

4. Las enfermedades de la tiroides, como el hipertiroidismo o el hipotiroidismo pueden producir uñas quebradizas.

5. La desnutrición y la deficiencia de vitaminas suelen, con frecuencia, reflejarse en la apariencia de las uñas.

6. Los cánceres de la piel pueden deformar las uñas.

7. El signo de Hutchinson es decir, el oscurecimiento de la cutícula asociado con una veta pigmentada puede ser un signo de un melanoma agresivo.

8. Los medicamentos de quimioterapia pueden afectar el crecimiento de la uña.

Para conocer más de este y otros temas consulta de manera gratuita y anónima en 1DOC3

Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com