Artículo

Aliméntate de manera consciente, ¡que no se te olvide!

Nutrición 631 veces leída

“El otro año empiezo con la dieta! ¿Se les hace conocida esa expresión? Más de uno se ha prometido cuidar lo que se come y cualquier momento del año es perfecto para hacerlo. Así que la invitación es a hacerlo desde ya y llevar una dieta balanceada que incluya todos los grupos de alimentos. Aunque no debemos perder de vista qué comemos, es igualmente importante poner atención a cómo comemos para que nuestro organismo aproveche al máximo la experiencia diaria de comer. 

La alimentación consciente o mindful eating, como se conoce en inglés, es un concepto cada vez más empleado en las recomendaciones para lograr un buen comer y disfrutar más los momentos en los que consumimos los alimentos, pues se centra en el grado de consciencia con el que comemos.

Comer prestando atención e identificando los alimentos que se ingieren, evita que consumamos grandes cantidades de forma impulsiva o como respuesta al estado de ánimo o a las emociones que se experimentan.

Para lograrlo, aquí algunos consejos para que niños y adultos logren alimentarse de forma consciente:

Bebe un vaso con agua antes de comer. Esto evita confundir el hambre con sed y fomenta centrar la atención en el cambio de actividad a la comida.

Procura comer sentado y acompañado. Así mantienes la calma. Habla con tu familia o compañeros de trabajo sobre el día, el estar conversando dará un mayor tiempo entre bocado y bocado.  

Come despacio. La hora de la comida no es una carrera de velocidad, mastica cada bocado para sentir su textura y sabor. De esa manera, puedes darte cuenta en qué momento tu cuerpo está satisfecho y no comer solo por terminar lo que hay en el plato. Si tienes hijos, aprovecha para hacerles preguntas sobre qué texturas y sabores identifican en cada una de las comidas.

Apaga la televisión y mantén lejos el teléfono móvil. Si comes al mismo tiempo que ves televisión, hablas por teléfono o revisas tus redes sociales, perderás de vista qué cantidades estás consumiendo y será difícil identificar cuando ya estás satisfecho. Prefiere ambientar con música suave o conversa de manera relajada.

Conoce tu comida. Reflexiona sobre tu comida: ¿incluiste los diferentes grupos de alimentos?, ¿identificaste cuándo estabas satisfecho? ¿involucraste todos tus sentidos en la experiencia de comer? Puedes hacer este ejercicio a manera de juego con los más pequeños de la casa e incluso, puede servirte para que acepten nuevas verduras y frutas.

En definitiva, comer con consciencia no es imposible, aplica estas técnicas a tu rutina diaria y evita comer cuando estés estresado o triste, busca opciones para liberar tu estrés con meditación o actividad física. Disfruta tus alimentos y de los beneficios que trae a tu vida comer en forma balanceada.

 Para conocer más de este y otros temas consulta de manera gratuita y anónima en 1DOC3

Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com