Artículo

Lo que debes saber para prevenir la polio

Neurología 596 veces leída

Si bien gracias a la vacunación este virus, prácticamente, se ha eliminado, en algunos países de Asia y África la enfermedad aún persiste. De carácter viral, esta patología puede afectar los nervios y llevar a parálisis total o parcial. Popularmente, esta enfermedad se ha conocido como polio, sin embargo, en términos médicos es conocida como poliomielitis. Aquí 10 cosas que debes saber sobre ella:

-El virus que provoca la enfermedad puede propagarse por tres vías. Así lo señala la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos: Contacto directo de persona a persona, contacto con moco o flema infectados de la nariz o de la boca y contacto con heces infectadas.

-El modo de actuar de este virus comienza con el ingreso a través de boca y nariz haciendo que se multiplique en la garganta, el tracto intestinal, la sangre y el sistema linfático.

-Para el desarrollo de los primeros síntomas, desde que la persona es infectada por el virus pasan entre 5 y 35 días.

-Entre las causas más comunes para el desarrollo de esta enfermedad se cuentan la ausencia de vacunación contra la polio y el estar en una zona donde se registre un brote de esta patología.

-Existen tres tipos de infección por polio: subclínica, paralítica y no paralítica. En la primera es posible que el paciente no tenga síntomas, que sean leves o que no superen las 72 horas. En las otras dos la enfermedad afecta el sistema nervioso central y puede recuperarse siempre que no comprometa la médula espinal y el cerebro.

-La vacunación contra la poliomielitis ofrece un porcentaje de protección del 90%.

-En los lugares donde todavía se presenta la enfermedad, la población más afectada son los niños menores de 5 años. Reporta la Organización Mundial de la Salud, OMS, que, de cada 200 infecciones, una produce parálisis irreversible, generalmente de las piernas. Y de un 5 a 10% de los casos paralíticos fallecen por parálisis de los músculos respiratorios.         

-Existen dos tipos de vacunas contra la polio: la oral OPV y la inactivada (IPV). La primera no, necesariamente, debe ser administrada por personal médico, pueden hacerlo incluso, voluntarios.

-Para erradicar por completo la enfermedad es necesario vacunar a todos los niños, sobre todo, aquellos que viven en los lugares más desatendidos del mundo.

-De acuerdo con la OMS, mientras se llegan a las poblaciones más vulnerables, los equipos de vacunación pueden acudir a alternativas como el suministro de suplementos de vitamina A, gracias a que de esa manera se estimula la inmunidad y permite la reducción de infecciones.

Si quieres saber más sobre esta y otras enfermedades infecciosas que afectan a la población infantil consulta de manera gratuita y anónima en 1DOC3.

Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com