Artículo

Planificación familiar: cuándo y cuántos hijos tener

Fertilidad 2758 veces leída

Planificación familiar

El mercado ofrece diferentes métodos anticonceptivos, para elegir el mejor y el más cómodo para cada persona, la consejería por parte de especialistas médicos es la opción más saludable.

 ¿Tener o no tener hijos? ¿Cuántos y en qué momento? Dar respuesta a estas dos preguntas resulta sencillo cuando hay educación e información clara sobre las diferentes opciones de planificación familiar. El problema es que, según la Organización Mundial de la Salud, OMS, en los países en desarrollo cerca de 225 millones de mujeres desean posponer o detener la procreación pero no utilizan ningún método anticonceptivo. Esta cifra llama la atención, pues además de definir si tener o no hijos, las alternativas de planificación familiar tienen como objetivo mejorar las condiciones de salud de la madre, del hijo y bajar el número de embarazos no deseados, a la vez que reducen la necesidad de recurrir al aborto, en especial, al aborto peligroso.

Los métodos existentes

Las opciones son múltiples y se encierran en tres grandes grupos: naturales, de barrera y hormonales. No significa que los primeros representen menor riesgo y más confiabilidad, al contrario, son los que mayores posibilidades de falla pueden presentar.

Naturales

Abstinencia periódica o método del ritmo: aquí se tienen relaciones sexuales solo durante algunos días del ciclo menstrual que, normalmente, dura 28 días. En la menstruación que, en cada mujer puede variar entre 5 y 8 días, no hay opción de embarazo porque “en ese periodo la mujer no es fértil, no hay un óvulo maduro y listo para ser fecundado, además el útero en su parte interna (endometrio) tampoco está preparado para la anidación de ese óvulo, por lo tanto, no tendría donde adherirse para que se fijara un embarazo. En el día 14 aumentan las hormonas y los óvulos están listos para ser fecundados, por lo tanto, la mayor probabilidad de embarazo se da 5 días para atrás y 5 días para delante desde ese día 14, en ese periodo el óvulo ya está listo y maduro para un embarazo”, explica Jorge Alonso Díaz, médico general del grupo EMI.

Coito interrumpido: se da cuando el hombre se retira y eyacula fuera de la vagina.

Métodos de barrera

Preservativo o condón: de esta opción se dice que ofrece doble protección, gracias a que previene de enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados.

Espermicidas: son óvulos o espumas que se aplican en el canal vaginal de 15 a 20 minutos antes del contacto sexual, de esa manera se forma una barrera que impide que los espermatozoides asciendan.

Métodos hormonales

Píldoras: estas pastillas se toman desde el primer día de la menstruación. “La mujer debe ser muy juiciosa y  tomarlas todos los días, no olvidarla, preferiblemente a la misma hora sin interrupción para lograr un efecto de anticonceptivo. La protección depende de las cargas hormonales que la paciente tome porque todas las pastillas no son iguales, hay unas de cargas hormonales más altas que otras, de ahí la importancia de la valoración médica”, explica Díaz.

Implantes subdérmicos: son cilindros o cápsulas pequeñas y flexibles que se ponen debajo de la piel del brazo que deben ser insertados y extraídos por personal sanitario. Según la OMS, se pueden usar de 3 a 5 años, según el tipo de implante, además advierte que las hemorragias vaginales irregulares son comunes, pero no dañinas.

Inyecciones: se inyectan cada mes por vía intramuscular e impiden que los ovarios liberen óvulos.

Métodos quirúrgicos

Vasectomía: también conocida como esterilización masculina es una anticoncepción permanente que bloquea los conductos que transportan los espermatozoides desde los testículos, de manera que impide que haya espermatozoides en el semen eyaculado.

Ligadura de trompas: es un método definitivo en el que se cortan las trompas de Falopio de manera, que los óvulos no puedan juntarse con los espermatozoides.

Aclarando mitos y realidades

Respecto a las prácticas sexuales y la planificación familiar muchas dudas persisten, tanto en jóvenes como adultos, aquí algunas son aclaradas por el médico general, Jorge Alonso Díaz.

¿Sin penetración puede haber embarazo?

“Cuando hay un contacto de genitales y lubricación, esa lubricación permite que, si hay espermatozoides, al tener nuevamente contacto sin necesidad de real penetración, esos espermatozoides puedan llegar a la mucosa vaginal, facilitar el ascenso y presentarse un embarazo.

¿Las píldoras anticonceptivas se deben suspender para ‘desintoxicar’ el cuerpo?

“Las pastillas pueden usarse por un tiempo indefinido hasta que la paciente decida cambiar de método, de producto o porque se quiera embarazar, las píldoras se pueden suspender en cualquier momento, no producen un efecto tóxico sino químico, médico. Sin embargo, no se deben suspender porque supuestamente van a intoxicar, dado que son dosis muy pequeñas y se pueden tomar por muchos años ininterrumpidamente sin ningún otro efecto, al suspenderlas se corren riesgos de embarazo y posteriormente, se debe empezar de nuevo el proceso para crear el efecto protector”.

¿Las pastillas tienen efectos secundarios?

Hay muchos mitos respecto a los anticonceptivos. Si una mujer está bien regulada y toma las dosis exactas, constantes, los efectos adversos no están presentes porque el organismo se adapta, además que se suspendan y empezarlas a tomar no implica que tenga efectos secundarios. Es común que las pacientes digan que da migraña, dolor de cabeza, acné, que les sube la presión, les genera gastritis, disminuye el deseo sexual y provoca insominio, algunos de ellos se pueden presentar como efectos adversos dependiendo de la carga hormonal, pero son mínimos y si hay alguno, con la orientación médica se pueden suspender”.

¿La píldora del Día Después o Postday es un método anticonceptivo?

“No, solo debe usarse cuando se presenta un contacto de riesgo, dado que es una carga hormonal alta que impide la ovulación y altera las paredes del útero para que no haya embarazo. La pastilla debe usarse dentro de las primeras 72 horas posteriores a la relación sexual de riesgo. Puede provocar náuseas, vómito, dolor de cabeza, sangrado menstrual, intolerancia gástrica y alteración en el ciclo menstrual, por eso, lo ideal es que sea usada solo en casos de emergencia”.

Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com