Artículo

5 recomendaciones para prevenir enfermedades respiratorias

Neumología 1520 veces leída

Cuales son las enfermedades del sistema respiratorio

Con los cambios de clima, incrementa la incidencia de enfermedades del sistema respiratorio, patologías que merecen especial atención cuando se presentan en adultos mayores y niños. Lavarse las manos frecuentemente y evitar el contacto con las personas contagiadas, son algunas de las formas de prevenir.

Cambiar bruscamente de clima y exponerse a las lluvias son algunos de los factores que incrementan la aparición de enfermedades respiratorias agudas, ERA. Muchas veces estas infecciones se manifiestan mediante síntomas leves, como los de un resfriado común. No obstante, según el estado de la persona y sus cuidados, la infección respiratoria puede corresponder a enfermedades como neumonía y bronquiolitis, entre otras.

“El promedio de duración de las ERA es menor a dos semanas y suelen comenzar de manera repentina. En muchos casos, se pueden tratar en casa con los cuidados adecuados, aunque es importante estar pendiente de los signos de alarma que obliguen a ir a un servicio de urgencias”, asegura Ana María Castillo, médica familiar.

Entre las señales de alarma están el vómito constante, las convulsiones, la alteración de la conciencia, la cianosis (color morado en piel y labios) y la dificultad para respirar, entre otros.

Por esta razón, para evitar que tu hijo o los adultos de tu familia contraigan alguna de estas enfermedades respiratorias, ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. El esquema de vacunación debe estar al día. Especialmente, si se trata de menores de cinco años, adultos mayores de 60 años y personas con enfermedades crónicas o que alteren sus defensas.
  2. Evita el contacto con personas con gripa. Recuerda que no debes compartir bebidas y alimentos con las personas enfermas. Si están cerca, se les debe indicar que usen tapabocas.
  3. Lávate las manos frecuentemente a lo largo del día. Esta es la mejor forma para prevenir el contagio del virus, pues por allí es que más se propaga. Si no se dispone fácilmente de un lavamanos, puedes usar gel antibacterial.
  4. Protégete de los cambios de temperaturaCubre la nariz y la boca cada vez que tengas un cambio de clima brusco.
  5. Se especialmente cuidadoso con los niños menores de tres meses. Trata de evitar exponerlos a cambios de temperatura, a salidas innecesarias (centros comerciales, supermercados, etc) o a visitas de personas afectadas por gripas u otras enfermedades respiratorias. 
Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com