Artículo

“Actúa pronto para prevenirlo”, lema del Día Mundial del Riñón

Nefrología 623 veces leída

¿Sabes cómo cuidar los riñones?

Bajo esa premisa, hoy en el Día Mundial del Riñón, organizaciones de nefrólogos en el mundo buscan sensibilizar a la población sobre el riesgo de las enfermedades renales que afectan a millones de personas en el planeta y actualmente, muestran un preocupante impacto sobre la población infantil y juvenil. 

Más frecuente en los adultos, la enfermedad renal (cuando los riñones disminuyen su capacidad o dejan de filtrar sustancias de desecho del cuerpo apropiadamente) es una patología sobre la que los organismos de salud hoy llaman la atención, sobre todo, por su presencia en la población infantil.

Cuando se produce una pérdida progresiva, por tres meses o más, de la función renal, los pequeños pueden sufrir desde trastornos que pueden recibir algún tratamiento, hasta condiciones médicas que amenacen su vida a largo plazo, forzándolos a tratamientos como la diálisis o el trasplante de riñón.

En América Latina se calcula que la incidencia de esta patología en los niños es de 2.8 a 15.8 casos nuevos por millón de habitantes menores de 15 años. Además, los resultados de las investigaciones revelan que entre el 1% y 3% de los niños de la región presentan limitaciones físicas que alteran significativamente su vida diaria.

Entre los cero y los cuatro años, los defectos de nacimiento y las enfermedades hereditarias son las principales causas de insuficiencia renal. Entre los cinco y 14 años, la insuficiencia renal es comúnmente producida por enfermedades hereditarias, síndrome nefrótico (trastorno que se caracteriza por la pérdida masiva de proteínas por la orina) y enfermedades sistémicas. Entre los 15 y 19 años, los padecimientos que afectan los glomérulos (unidad encargada de la depuración y filtración del plasma sanguíneo) son la principal causa de la insuficiencia renal.

“La insuficiencia renal en niños es poco frecuente, sin embargo, cuando se presenta se relaciona con enfermedades del riñón asociadas a infecciones o anormalidades de la vía urinaria que es importante operar tempranamente para permitir que el niño crezca normalmente y no desarrolle insuficiencia renal antes de llegar a la vida adulta. Los niños que presentan insuficiencia renal tienen problemas con el desarrollo óseo y la hormona de crecimiento, de manera que si hay una anormalidad anatómica en la vía urinaria, es necesario intervenirla en forma temprana”, señala Sandra  Castelo Meza, internista-nefróloga.

A nivel mundial, según datos de la Organización Mundial de la Salud, OMS, aproximadamente una de cada diez personas tiene algún grado de enfermedad renal, el riesgo de desarrollarla se incrementa después de los 50 años y es más común después de los 70.

Para cuidar los riñones, la Sociedad Internacional de Nefrología y la Federación Internacional de Fundaciones Renales, recomiendan:

  1. Crea una rutina de ejercicios. Mantenerte en forma ayudará a reducir la presión arterial, lo cual puede reducir el riesgo de insuficiencia renal crónica.
  2. Controla regularmente el azúcar en tu sangre. Las personas con diabetes tienden a sufrir daño renal, pero puede reducirse o evitarse si se detecta a tiempo.
  3. Controla tu presión arterial. La presión alta es la causa más común de daño renal.
  4. Come sano y controla tu peso. Esto ayudará a evitar enfermedades y condiciones asociadas al daño renal. Reduce tu consumo de sal: la medida recomendada es de 5 a 6 gramos al día.
  5. Toma agua. Puedes reducir el riesgo de deterioro de la función renal con un consumo moderado de agua: de 1.5 a 2 litros diarios. Ten en cuenta que el nivel de líquidos que debes consumir depende de muchos factores como el sexo, el ejercicio y el clima.
  6. No fumes. El tabaco es un factor de riesgo cardiovascular y el riñón es un órgano cardiovascular. Además, si fumas aumentas el riesgo de cáncer renal en un 50%.
  7. No tomes medicamentos que puedan dañar tus riñones. Algunos medicamentos pueden causar daño renal si se toman habitualmente. Evítalos, especialmente si tienes una enfermedad renal de base.
  8. Solicita una revisión de la función renal si perteneces a alguno de estos grupos de riesgo. Diagnosticado con diabetes, con hipertensión arterial, obesidad, si un familiar ha padecido de una enfermedad renal crónica. Se recomienda visitar con regularidad, al menos una vez al año, al médico para chequear la presión arterial y la función renal.

¿Sabes cómo cuidar los riñones?

Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com