Artículo

Los beneficios de tener una mascota en casa

Medicina General 2519 veces leída

Mascotas en el hogar

Cada vez ganan más espacio en los hogares y las personas abogan por su cuidado y protección, algunos, incluso, consideran a los animales de compañía una herramienta terapéutica. 

Como medicina preventiva, como seres que ayudan a combatir el estrés y hasta como apoyo para la formación de los niños, a las mascotas se les atribuyen hoy beneficios en diferentes tratamientos. Expertos señalan que los animales de compañía son considerados como una medicina preventiva y que, mientras se acaten todas las normas de convivencia, respeto, seguridad, higiene y sanidad, pueden contribuir al bienestar general de las personas.

Señala Álvaro Franco, psiquiatra infantil, que los beneficios con estos animales incluyen desde el tratamiento de adicciones hasta el manejo de enfermedades como la depresión. “El afecto que tenemos hacia las mascotas resulta positivo. Inclusive, existen investigaciones que demuestran que su compañía nos puede prolongar la vida y reducir el estrés”.

¿Qué animal escoger como mascota?

Antes de la elección es necesario tener en cuenta ciertos criterios para elegir un perro o un gato y su raza. Es indispensable saber que además de dinero, estos animales requieren tiempo de cuidado. Lo recomendable es que primero investigue sobre las características y el temperamento de la raza del animal para determinar si se ajusta a la dinámica familiar. Por ejemplo, hay perros que son hiperactivos o atléticos y que no serían los mejores compañeros para un amo sedentario. Otros pueden ser tranquilos, sociables y amistosos, y serían una buena compañía para un hijo único.

Con esta selección clara y la mascota definida, aquí 4 beneficios de tener un animal de compañía en casa.

  1. Favorece a las personas que sufren de depresión. Quienes conviven con gatos o perros se recuperan más rápido y experimentan menos recaídas cuando tienen una mascota a su cargo. Así mismo, en situaciones de tensión emocional cualquier especie resulta de gran ayuda porque facilita la desconexión de los problemas.
  2. Ayuda en el tratamiento de jóvenes con adicciones. Las mascotas también han dado excelentes resultados, ya que los cuidados y atenciones que demandan reducen los tiempos de ocio, les ayudan a canalizar la energía de una forma más productiva, hacen que las personas se sientan útiles y que puedan crear vínculos afectivos más sólidos.
  3. Disminuyen las tensiones y el estrés. En los adultos la presencia de animales de compañía es una fuente de motivación y hace que se sientan seguros, confiados y protegidos. Para muchos la mayor satisfacción después de un día de trabajo son los lamidos del gato o las caricias del perro, y las conversaciones que sostienen con ellos por una sencilla razón: las mascotas no critican ni discuten con sus dueños.
  4. Aliados en la educación de los niños. La convivencia con una mascota contribuye a que los niños asimilen valores positivos como el respeto hacia los animales y la vida, la amistad y el amor. Además, fomenta el sentido de responsabilidad y promueve la comunicación entre padres e hijos. En los niños pequeños despierta la ternura y les crea una sensación de que son siempre aceptados y amados. Además, los niños que tienen la oportunidad de cuidar a una mascota les aumenta la autoestima y les facilitará la comprensión de determinados aspectos de la vida humana, como los que implican la convivencia, una enfermedad o la muerte. Finalmente, los niños que cuentan con la compañía de un animal aprenden a demostrar mayor empatía y a sentir compasión, por lo cual son capaces de actuar de la misma manera con las personas.
Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com