Artículo

¿Estás pensando en usar lentes de contacto? Atiende estas recomendaciones

Optometría 1288 veces leída

Lentes de contacto

Comodidad y mayor campo de visión son algunas de las ventajas de reemplazar las gafas tradicionales por lentes de contacto.

Más que un asunto de vanidad, utilizar estos dispositivos médicos exigen responsabilidad y cuidado para no generar daños posteriores en la visión. Diego Fernando Alfaro, optómetra y coordinador de la óptica de Clínica Clofán, explica cuándo y cómo cuidar de los lentes de contacto para asegurar una adecuada vida útil y, por supuesto, mejor salud ocular.

¿En qué casos es mejor usar lentes de contacto?

“La principal ventaja es la comodidad para el desplazamiento y el mayor campo de visión que ofrecen respecto a las gafas, sin embargo, no significa esto que la persona vaya a ver más con los lentes, ve lo mismo, pero con mayor comodidad para practicar, por ejemplo, algún deporte. En algunas fórmulas muy altas, es decir, personas con defectos refractivos muy altos (miopía, hipermetropía y astigmatismo), los lentes de contacto proporcionan un poco de mejor calidad visual que las gafas, gracias a que están en contacto directo con los ojos.

En algunos casos, cuando hay diferencias importantes de aumento de un ojo a otro, por ejemplo, un ojo tiene una miopía alta y el otro no, es mejor la corrección con lentes de contacto porque el cerebro tolera más el tamaño de las imágenes del lente de contacto”.

¿Quiénes pueden usarlos?

“No todo el mundo es apto para usar lentes de contacto. Algunas contraindicaciones importantes son cuadros de alergia severos, conjuntivitis alérgicas crónicas de difícil tratamiento, ojo seco severo, problemas en la superficie ocular como úlcera corneal recurrente y, en general, enfermedades del segmento anterior del ojo. Pero si la persona es sana y no tiene cuadros infecciosos inflamatorios severos y su superficie ocular está dentro de los parámetros de normalidad, puede usar lentes de contacto. La edad tampoco es impedimento para usarlos, dado que actualmente existen materiales a base de hidrogel de silicona que permiten una gran transmisión de oxígeno. Sin embargo, el uso de estos dispositivos médicos se prefiere en personas que no han sido usuarias, de los 60 años hacia abajo, siempre que la estructura ocular esté bien. En definitiva, la edad no es contraindicación, es el estado de salud del ojo”.

¿Cómo asegurar la vida útil de los lentes?

“El mal uso puede traer problemas, eso es usarlos más de las horas recomendadas por el médico. Dependiendo del material y las condiciones del paciente, los lentes pueden permanecer en el ojo de 10 a 12 horas, máximo 18, y en algunos casos solo con recomendación del médico se puede dormir con ellos. Los lentes se deben botar después de cierto tiempo de uso, no se puede permanecer con el mismo par de lentes 3 años, por ejemplo. El profesional indicará si se debe renovar el lente cada mes, cada 15 días o máximo cada 2 meses.

Siempre que se cumpla con el uso, se descarten en el tiempo adecuado y se conserven en el líquido propio para los lentes de contacto, no habrá problema. Si el uso es incorrecto vienen las dificultades: úlceras corneales, infecciones oculares. Es el uso el que genera el problema, no el lente”.

¿Qué señales indican que hay problema con los lentes de contacto?

“La intolerancia, en general, es un signo de que algo está pasando, también el ojo rojo, la necesidad excesiva del uso de lubricantes y la variabilidad en la visión. De acuerdo con estos síntomas el médico establecerá qué cambios hay que hacer al lente o si el paciente ya no está siendo apto para su uso. Debe quedar claro que el cambio de los lentes debe ser según indicación médica, el paciente no debe esperar a que le moleste para cambiarlo”.

¿Cómo debe ser el uso del lubricante ocular?

“Si la persona tiene una lubricación ocular normal no es necesaria la ayuda con lubricantes. En algunos casos, se recomienda aplicarlos cada 4, 6 u 8 horas dependiendo de la condición de cada paciente. Hay que tener en cuenta que no todos los lubricantes que hay en el mercado son aptos para ser usados con lentes de contacto, porque hay algunos con preservantes que pueden deteriorar la matriz del lente o producir alergias, por eso, se debe usar siempre el recomendado por el médico”.

¿Y los cuidados con los lentes cosméticos?

“Son los mismos que con los de corrección óptica. Los lentes de contacto son dispositivos médicos y como tal requieren unas condiciones de almacenamiento, de control de temperatura, de fecha de vencimiento, de forma de uso y de descarte, el hecho de que sean cosméticos no los hace distintos de los otros. Lo que ocurre es que se ha popularizado adquirir lentes cosméticos en peluquerías, lo que es totalmente ilegal, pues siempre deben ser adquiridos a través de un profesional de la visión: oftalmólogo u optómetra, en una óptica certificada y autorizada para dispensar lentes de contacto. Hay que advertir que, por ser dispositivos médicos, los lentes no se pueden prestar, ni intercambiar, por esta vía se transmiten infecciones, en la lágrima está el herpes y bacterias, por lo tanto, los lentes son de uso personal e intransferible”.

Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com